Dónde ir a la playa y poder llevarse al perro

Dónde ir a la playa y poder llevarse al perro

Dónde ir a la playa y poder llevarse al perro

 

La iniciativa ‘petfriendly’ ofrece alternativas vacacionales con la mascota.

Cantabria tiene cuatro arenales con permiso de animales, mientras que Asturias y Euskadi no cuentan con ninguno

ANA DEL CASTILLO | SANTANDER

En España existen 53 playas que permiten el acceso con perros, cuatro de ellas se encuentran en la costa de Cantabria sin restricciones de horarios. “Sois como una isla para nosotros, porque ni Asturias, ni País Vasco tienen arenales que dejen acceder con animales”, explica el asturiano Carlos Solares, de Fauna Urbana. Tanto él como sus conocidos viajan a menudo a la región para poder pasar un agradable día de verano en compañía de su mejor amigo.

Uno de los handicap que se encuentran los amantes de los animales cuando trazan sus vacaciones es la dificultad a la hora de encontrar paraísos naturales en los que se permita el acceso de perros. Los hoteles ya no son un problema -cada día hay más-, la preocupación pasa por la negativa de poder disfrutar de la playa junto a la familia, donde se incluye al can. Más de 300.000 animales son abandonados anualmente en nuestro país, cifra que se incrementa durante las vacaciones de verano. Por este motivo nació ‘Petfriendly’, para ofrecer alternativas vacacionales con mascotas.

Según el ministerio de Medio Ambiente del Gobierno de España, Cantabria tiene 73 playas y cuatro de ellas son aptas para ir con el perro. Tres enclaves se encuentran en Castro Urdiales: playa Arcisero, playa de Oriñón (por la zona del muelle) y la cala Cargadero, en Mioño. La cuarta -y última- playa habilitada para perros es La Riberuca, en Suances. “Terrorífica e insuficiente”, según Eva Ceballos, presidenta de la Asociación de Galgos de Casa y defensora a ultranza de espacios grandes y libres donde los perros, en especial los galgos, puedan correr y sentirse en libertad. “En la playa de La Riberuca te hundes hasta la rodilla y es peligroso para los perros porque no es arena, es tierra. Fui un día y no he vuelto, es un fangal”, se lamenta.

En la región existen otras playas, como la de Berria, en Santoña, que aceptan perros en temporada baja, evitando así desafortunados enfrentamientos entre dueños de perros y turistas.

Arriba, playa de La Riberuca. Abajo, playa de Oriñón y Arcisero.

“Este verano, apadrina un asturiano con perro. Ellos no tienen playas para estar juntos”, dice Solares en sus redes sociales. “He podido hablar con hosteleros de la zona de Castro y me han comentado que las playas que permiten animales están consiguiendo que haya una ocupación hotelera importante de cara al verano”, señala el asturiano.

En la ordenanza que el Ayuntamiento de Castro Urdiales aprobó hace dos años se especifica que “durante el invierno, a partir de septiembre u octubre los perros pueden entrar a todas las playas del municipio, pero a partir de mayo, no pueden acceder ni tan siquiera atados”, indica el concejal de Sanidad, César Barco.

En Santander, sin embargo, no hay playas que permitan la compatibilidad entre turistas y animales en ninguna de las estaciones del año. “Son playas urbanas y no está permitido, aunque lo estamos contemplando”, explica María Tejerina, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander. “Yo soy de la capital y lo que hago es irme a la zona de Somo, por El Puntal, con Tinuca, mi perra de aguas, porque allí no molestamos a nadie. Además, hay mucha gente con sus animales y nunca nos han puesto una multa”, completa la cántabra María García Sánchez.

El cántabro Héctor Díaz no entiende por qué con la cantidad de arenales que tiene la comunidad autónoma no se habilitan más playas para “ir con el perro. Eso sí, atado”, explica. “Lo normal es lo que hace Castro Urdiales, que en invierno deja pasear a los animales. En Liencres sí pueden llegar kilos de residuos a la orilla, pero no pueden pasear perros. Es ilógico”, puntualiza Díaz. Para Ceballos es indignante que con la cantidad de playas que tiene Cantabria no haya más espacios libres para los animales. “Desde los ayuntamientos deberían delimitar unas zonas en los arenales, igual que hacen con los baños, para estar con los perros”.

1 opinión en “Dónde ir a la playa y poder llevarse al perro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *